CBD Y THC PARA LESIONES EN LA CABEZA


golpe en la cabeza cbdmex.com

Los beneficios de los concentrados de cannabis ricos en CBD para la encefalopatía traumática crónica (CTE) son bien conocidos entre los jugadores de fútbol y otros atletas profesionales. Pero el gobierno de EE. UU. Aún mantiene que el cannabis es una droga peligrosa sin valor médico.

La lesión cerebral traumática (TBI, por sus siglas en inglés) es una de las principales causas de muerte en el mundo en personas menores de 45 años. La TBI, que se desencadena por concusiones provocadas en accidentes automovilísticos, caídas, deportes de contacto violentos o heridas por disparos de bala o apuñalamiento, afecta a 1,7 millones de estadounidenses al año. Es la causa de epilepsia que se identifica con mayor frecuencia en adultos.

Los costos sociales y económicos de la TBI son considerables dado que aquellos que sobreviven a lesiones en la cabeza severas a menudo sufren un deterioro conductual y neurológico permanente que afecta negativamente el aprendizaje y la memoria y, con frecuencia, requiere rehabilitación a largo plazo. Un estimativo de entre 4 y 6 millones de estadounidenses están discapacitados debido a la TBI. Incluso los casos de TBI que se presumen leves pueden provocar convulsiones postraumáticas, déficits cognitivos refractarios y una menor esperanza de vida.

Las modalidades de tratamiento para TBI son limitadas y existen pocas opciones farmacéuticas satisfactorias. La intervención quirúrgica, que implica extirpar partes del cráneo para reducir la presión intracraneal, es una medida de emergencia que salva la vida de un ser humano, aunque las secuelas pueden ser repugnantes.

Sin embargo, aún hay esperanzas, en parte gracias a la investigación científica patrocinada por el gobierno estadounidense y a extensas anécdotas de pacientes que consumen marihuana medicinal, que destaca el potencial de las terapias basadas en cannabinoides para la TBI.

cannabinoides cbdmex.com

La patente

En 1998, las Actas de la Academia Nacional de Cienciaspublicaron un informe pionero sobre las propiedades neuroprotectoras del cannabidiol (CBD) y el tetrahidrocannabinol (THC), dos componentes principales de la marihuana. En coautoría con un equipo de investigadores (A. J. Hampson, M. Grimaldi, D. Wink y el premio Nobel Julius Axelrod) de los Institutos Nacionales de Salud Mental, este estudio preclínico realizado en ratas sería la base de una patente del gobierno estadounidense sobre “cannabinoides” como antioxidantes y neuroprotectores”.

La patente indica que se determinó que el CBD y THC“tienen una aplicación particular como neuroprotectores… para limitar el daño neurológico después que sigue a las lesiones isquémicas, tales como derrames cerebrales y tra