Semillas de Cañamo

Actualizado: 7 de ene de 2020


Sí, las semillas de cañamo o hemp son legales. Es más, este diminuto grano es una bomba de nutrientes y un alimento delicioso que prácticamente puedes utilizar en cualquier receta.

Las semillas de hemp son suaves y consistentes a la vez, un poco parecidas a la quinoa cocida, con un sabor cremoso y a nuez similar a los piñones y las semillas de girasol. A pesar de que las semillas de cáñamo y la marihuana son miembros de la misma especie, Cannabis sativa , en realidad son plantas completamente distintas.

Hay alrededor de una docena de variedades de plantas de cáñamo que se cultivan para la alimentación y todas contienen aproximadamente el 0.001 por ciento de Tetrahidrocannabinol o THC, el principal ingrediente psicoactivo de la marihuana.

Esto significa que puedes comer tantas semillas de cáñamo -o hemp- como gustes y nunca tendrás que preocuparte por fallar una prueba de drogas. Todo lo contrario, lo que realmente obtienes es una buena dosis de nutrición, ya que las semillas de cáñamo contienen todos los aminoácidos esenciales, lo mismo que una fuente de proteína animal cumple. También proporcionan ácidos grasos esenciales, fibra y hierro.

Comer semillas de hemp sin cáscara o corazones de hemp es tan simple como añadir una cucharada o dos en batidos, en cereales, ensaladas o yogurt. Las personas con sensibilidad al gluten pueden usar semillas de hemp como sustituto de pan molido para cubrir pescados y carne. Al igual que las bebidas vegetales de almendra, arroz, coco, avena, entre otras, estas semillas también son una excelente alternativa de leche entera.

Gracias al sutil sabor a nueces, las semillas de hemp son un gran sustituto para las personas con alergias a las nueces, basta con tostarlas a fuego para exprimir su sabor.

¿Todavía dudas de sus beneficios?

Si eres un principiante en el uso de este superalimento, aquí te decimos cómo usarlo en la cocina:

Pesto de semillas hemp

pesto de hemp cbdmex.com

Ingredientes:

  • ½ taza de semillas de cáñamo

  • 1 diente de ajo

  • 2 tazas de hojas de kale