Cannabis y su posible industria en México

EL DEBATE POR LA LEGALIZACIÓN DE LA CANNABIS HA SIDO CONSTANTE. ¿CÓMO SERÍA UNA INDUSTRIA LOCAL A PARTIR DE LA LEGALIZACIÓN?


Estamos en un momento clave para una nueva industria. La legalización de la cannabis en México se ha debatido a lo largo del tiempo y con esto se ha ido abriendo espacio a su regulación. El cannabis y los productos relacionados a este pueden detonar en los próximos años una nueva industria local; iniciativas creativas y experiencias que ya suceden en otras partes del mundo.




Con respecto a la legislación actual en México existen dos caminos:

Por un lado tenemos el tema del cannabis medicinal (que desde 2017 se hizo una reforma a la Ley General de Salud y en enero de este año se emitieron los reglamentos que teníamos pendientes para poder poner en práctica esta ley), ya existe una regulación. El otro es respecto al tema de uso adulto, recreativo o industrial, que en principio la tercer fecha límite (impuesta por la Suprema Corte de Justicia de la Nación) para poder tenerla es el 30 de abril de este año, pero todo indica que no se cumplirá esta fecha nuevamente.

Así que, de manera resumida, tenemos ya una regulación respecto al cannabis medicinal y todo indica que todavía no tendremos una regulación respecto al resto de los usos en el corto plazo como estaba previsto.


El camino hacia una posible industria

Ya existe una industria sumamente importante a nivel internacional, con mucho crecimiento y proyección, es una industria “relativamente” nueva; así que aún hay mucho por hacer, mucho por desarrollar, pero definitivamente hay un gran potencial local. Su legalización desencadena una serie de oportunidades alrededor de esto, no únicamente negocios plant-touching (que involucren contacto directo con la planta) sino servicios como seguridad, desarrollo de marcas, regulatorios, administrativos, etc.

Al principio, al menos con respecto al cannabis medicinal, se generará una industria 100% dependiente de importación. Esto no quita que se inicien a desarrollar los proyectos locales para poder eventualmente tener una industria local. Pero para poder arrancar si dependeremos en un principio de la importación, desde materia prima, hasta productos terminados.

La industria local en el aspecto medicinal podrá sembrar, extraer, procesar y comercializar, así que cubriremos toda la cadena de valor de la industria. Desde productos básicos como semillas, sustratos, fertilizantes, maquinaria para extracción, procesamiento, material de empaque, displays. Y en cuanto al tema de productos terminados que podrán comercializarse de inicio en el país (con la regulación que tenemos medicinal) serán únicamente productos con este sustento de productos medicinales, donde tengan que pasar por un proceso ante Cofepris y puedan sustentar su calidad, inocuidad y eficacia y obtengan un registro sanitario de parte de esta autoridad.


Aplicaciones en productos

Al ser una industria nueva, se siguen descubriendo aplicaciones, hay mucho por hacer todavía. Esto abre un campo a que la gente con interés pueda meterse a desarrollar y ser parte de estos productos y aplicaciones nuevas. Hay cosas sumamente interesantes; por ejemplo, medicamentos con un gran beneficio para la salud de las personas sin muchas de las repercusiones que tienen productos de otro origen. Además el cannabis tiene aplicaciones en la industria de la construcción, automotriz, textiles, alimentos, etc. Algunos desarrollos derivados a partir de este son:

  • Productos para probar en casa la calidad del cannabis

  • Productos para poder hacer siembra en casa (todo lo que necesitas luz, ventilación, temperatura, etc.)

  • Muchos productos alimenticios y bebidas infusionados con CBD (en EEUU ya encontramos de todo tipo)

  • Carnes de hamburguesa, leche, cerveza todo esto de cáñamo

  • Popotes y cubiertos de cáñamo

  • Cosméticos, jabón, shampoo, etc.

  • Productos para mascotas

  • Biocombustibles

  • Papel de cáñamo

  • Hempcrete (concreto de cáñamo para construcción)

La implementación en el mercado mexicano

En esta primera etapa, en el uso cannabis medicinal, su comercialización será a través de farmacias, boticas y droguerías, así que será un mercado de prescripción. Hipotéticamente, en un mediano – largo plazo, podemos esperar que se vaya abriendo a productos over the counter; donde no haya necesidad de prescripción (cosméticos, suplementos, productos de wellness, etc). También podemos esperar un tipo de tienda especializada (dispensarios); donde puedas encontrar productos en varias presentaciones, de buena calidad, con sus certificaciones. Además de que exista personal capacitado para poderte guiar sobre (dependiendo de lo que estés buscando) el o los productos ideales para ti.

Varios productos se irán infusionando con CBD o con algún cannabinoide específico para poder atender “padecimientos”, ocasiones o necesidades específicas. Todo esto depende mucho de la manera en la que se hagan las regulaciones así que esperemos que las autoridades volteen a ver lo que ha pasado en otros países, y los resultados (buenos y malos) que han tenido ahí, se asesoren bien y no repitamos los mismos errores.


En México aún hay un tema de estigma o tabú, pero al mismo tiempo en casa de muchas “abuelas” se preparan remedios de hojitas de marihuana en alcohol para los dolores o golpes. Así que es un tema con dos realidades en diálogo. También existe un tema de desinformación y poco entendimiento del alcance y beneficios que puede tener el cannabis, no únicamente pensado como un tema recreativo; sino la infinidad de aplicaciones y usos que existen y el potencial que tiene la planta.

México tiene una larga historia con la planta, somos de los mayores productores (desafortunadamente en el lado ilegal) de esta planta a nivel mundial; con un producto de muy buena calidad. Sabemos que hay un mercado existente en el país que consume y no únicamente como flor seca, sino ya en productos que encontramos hoy comercializandose en el mercado (de manera irregular) como tinturas de CBD, cosméticos con CBD, vapes, proteína de hemp, semillas de hemp (que son una gran fuente de proteína), etc.

Al final dependeremos mucho de cómo suceda la regulación, para poder analizar cómo se desarrollará el mercado. Pueden hacer que la gente se registre para poder consumir o adquirir productos, lo que seguramente provocaría que muchxs sigan siendo usuarixs de “closet”. Pero si se apuesta por una regulación más abierta, se educa y se comunica correctamente; además de haber un cuidado en la calidad de los productos, definitivamente las cosas serán diferentes.

Cabe recalcar que no es para todos y que no necesariamente te tiene que gustar. Pero como individuos merecemos la libertad de decidir lo que queremos y tener las herramientas, información y los medios para poder acceder a producto de calidad, y hacerlo sin necesidad de estar en un mercado ilegal.


Tienes alguna duda o necesitas asesoría? Mándanos un mensaje dando clic en el siguiente link y con gusto te ayudamos: https://msng.link/o/?maryjanestoremex=fm


Fuente: https://coolhuntermx.com/la-marihuana-y-su-posible-industria-en-mexico/


30 visualizaciones0 comentarios