• CBDMEX

Tolerancia Al Cannabis: Qué Es Y Cómo Rebajarla


Fumar hierba de forma habitual desarrolla una tolerancia que hace que necesites más cannabis para obtener el mismo efecto. La ciencia ya sabe por qué y nos da ideas para controlarlo.

Para algunos, la tolerancia al cannabis es un fastidio, y para otros, una insignia de honor. Independientemente de lo que pienses, la tolerancia al cannabis es algo a lo que todo fumador habitual tiene que enfrentarse en uno u otro grado. La buena noticia es que se puede revertir, así que veamos qué es y cómo hacerlo.

LA TOLERANCIA: ¿QUÉ ES?

¿Alguna vez has notado que, con el paso del tiempo, tienes que fumar más hierba para conseguir el mismo subidón? Eso es la tolerancia al cannabis. Cuando consumimos marihuana de forma habitual, nuestro cuerpo desarrolla cierta resistencia, es decir, tenemos que poner un poco más en el canuto o darle más caladas. A diferencia de otras drogas, hay que tomar muchísimo cannabis para que sea tóxico - estamos hablando de consumir cientos de kilos en espacio de 15 minutos.

Por eso, la tolerancia al cannabis, o la necesidad de consumir más, no es peligrosa, simplemente te va a costar más dinero. También hay que decir que la tolerancia al cannabis no es algo que se te pueda ir de las manos - puedes fumar la misma cantidad de hierba toda tu vida y seguir colocándote, aunque puede que el subidón no sea tan potente como cuando empezaste a fumar.


Hasta hace muy poco, nadie sabía con certeza por qué se desarrolla esta tolerancia a la marihuana. Sabíamos que ocurre, y había mucha especulación, pero nunca entendimos cómo funciona. Ahora, Deepak Cyril D'Souza, un experto en cannabis de la Escuela de Medicina de Yale, ha descubierto la causa. Mediante la exploración por TEP de los cerebros de unos participantes hombres (de edades entre 18 y 35 años), Deepak ha podido observar cómo los receptores CB1 del cerebro cambian con el paso del tiempo - los receptores CB1 son los principales receptores del cuerpo con los que interactúa el cannabis.

Se ha averiguado que, en fumadores habituales[1], la disponibilidad de estos receptores CB1 disminuye, lo que hace más difícil que los cannabinoides interactúen con ellos. También se ha comprobado que después de sólo dos días de abstinencia, los receptores CB1 comienzan a estar disponibles de nuevo - y en un plazo de cuatro semanas recuperan sus niveles normales. Hay que mencionar que, debido al tamaño y naturaleza de la muestra, se necesitan más estudios sobre el tema.

Por un lado, su pequeño tamaño hace que sea difícil evaluar adecuadamente la base de la disponibilidad de los receptores CB1. Además, las reacciones ante el THC pueden ser distintas en las mujeres, debido a una disposición ligeramente diferente de los receptores. Por ello, la ausencia de mujeres en la prueba reduce el alcance de los resultados (se utilizó un grupo de hombres para reducir las variables en este estudio inicial).



Como ya sabemos, la tolerancia al cannabis acumulada por los aficionados a la marihuana está causada por la menor disponibilidad de receptores CB1 en el cerebro. Aunque un período de abstinencia