COCACOLA Y BEBIDA CON INFUSION DE CANNABIS.


Coca-Cola está considerando mudarse al creciente mercado de bebidas con infusión de cannabis.

Coca-Cola dijo en un comunicado el lunes que está "vigilando de cerca" el crecimiento del CBD, un componente no psicoactivo de la marihuana, como ingrediente de lo que llama bebidas funcionales para el bienestar.

MIRA: Uruguay, el primer país en legalizar la marihuana, está tomándose las cosas con calma

"El espacio está evolucionando rápidamente", dijo la compañía. "No se han tomado decisiones en este momento"

HEMP

El CBD, que no produce una alteración de la consciencia para el usuario, se ha utilizado con fines médicos, incluido el alivio de la inflamación, el dolor y las náuseas.

El interés de Coca-Cola fue reportado por primera vez por Bloomberg, que dijo que la compañía estaba en conversaciones con Aurora Cannabis, una compañía canadiense de cannabis. Aurora también ha expresado interés en las bebidas de cannabis. Ninguno de los dos quiso comentar sobre un posible acuerdo.

"En este momento están sucediendo muchas cosas en esta área y creemos que tiene un potencial increíble", dijo la portavoz de Aurora, Heather MacGregor. "Historias como esta son una validación adicional del enorme potencial global de la industria del cannabis".

MIRA: Lugar de donaciones recibió más de dos kilos de marihuana

Constellation Brands, el fabricante de cerveza Corona, Svedka vodka y Casa Noble tequila, anunció el mes pasado que está invirtiendo 4.000 millones de dólares adicionales en la compañía canadiense de cannabis Canopy Growth (CGC).

Y Lagunitas, una etiqueta de cerveza artesanal del gigante cervecero Heineken, ya tiene una bebida infundida con THC, el ingrediente activo de la marihuana, que sí produce un efecto intenso. Se puede comprar en dispensarios de marihuana en California.

EPIDIOLEX CBDMEX

Además, varias compañías canadienses de cannabis, incluidas Cronos y MedMen Enterprises, ahora cotizan en las bolsas de valores de EE.UU., y algunas empresas estadounidenses han asumido riesgos.

Tanto Coca-Cola como Pepsico han estado tratando de expandir sus negocios más allá de los refrescos tradicionales ya que las personas beben menos