Los beneficios del CBD para proteger nuestro sistema cardiovascular


sistema cardiovascular y cbd cbdmex.com

  • La principal causa de muerte en todo el mundo son las enfermedades cardiovasculares que se producen por una inflamación de los tejidos del sistema circulatorio.

  • Para su prevención, el cannabidiol puede convertirse en un gran aliado gracias a sus efectos antinflamatorios.

  • Además, estudios en animales han certificado que tomar CBD ayuda a una mayor y más rápida recuperación del tejido cardiaco tras infartos, o del sistema después de un ictus.

Cada año mueren más personas por enfermedades cardiovasculares que por cualquier otra causa en el mundo. En la mayoría de los casos estas dolencias pueden prevenirse con un estilo de vida sano, sin factores de riesgos como dietas repletas de grasas, consumo de tabaco o un excesivo sedentarismo. Sin embargo, en ocasiones no nos damos cuenta de estos riesgos hasta que empiezan los primeros síntomas, así que, más allá de ponerles fin, es necesario una ayuda extra para prevenir estas peligrosas patologías. De este modo, junto con la medicina convencional, el cannabis y su componente terapéutico estrella, el cannabidiol, pueden ser la respuesta para proteger el sistema cardiovascular.

Este sistema está formado por el corazón y los vasos sanguíneos que transportan la sangre por todo el cuerpo. Cuando este sistema deja de funcionar correctamente puede provocar un ataque cardíaco, en el que muere una zona del miocardio (parte muscular del corazón), o un derrame cerebral, que se ocasiona por la obstrucción o ruptura de los vasos sanguíneos, que evita que lleguen los nutrientes necesarios a las células del cerebro.

En la mayoría de los casos, los problemas vienen provocados por algún tipo de inflamación. Ante ello, varios estudios científicos han demostrado que el CBD tiene efectos antinflamatorios que son capaces de proteger los tejidos del sistema cardiovascular. Uno de ellos, elaborado por un equipo internacional de investigadores de Estados Unidos, Israel, Hungría, Suiza y Taiwán, certificó que esta sustancia ayudaba a mejorar la miocarditis, la inflamación del músculo cardíaco. Según las pruebas realizadas en ratones, el tratamiento crónico con CBD atenuaba la inflamación al reducir la presencia de linfocitos CD3 y CD4. Así disminuía el riesgo de que la insuficiencia cardiaca se agravara y se facilitaba la recuperación del estado normal.

En este sentido, otro estudio anterior elaborado por científicos chinos demostró que el CBD también influía en la recuperación del infarto cardiaco. Tras realizar ensayos en conejos, se observó que aquellos animales a los que se les suministraba CBD después de padecer un infarto se recuperaban mucho más rápido que los que solo recibían placebo.

Clave contra el estrés o la obesidad