Cannabis: ¿la solución contra las bacterias resistentes a los antibióticos tradicionales?


a resistencia a los antibióticos avanza por todo el mundo, según alerta la Organización Mundial de la Salud. Y el problema no es baladí: si se abusa de los medicamentos que deben combatir a los organismos causantes de las enfermedades, cada vez será más difícil enfrentarlos con fármacos. Además, su resistencia es más rápida que los avances médicos que los combaten.

Por ello, la ciencia también tantea utilizar elementos menos habituales en esta batalla. Uno de los más recientes es el cannabis o cáñamo, que contiene sustancias antibacterianas de una potencia superior a las utilizadas de forma habitual y que puede ser utilizada para combatir la SARM, término con el que se conoce al 'estafilococo aéreo resistente a la meticilina', una bacteria inmune a ciertos derivados de la penicilina. Esta cepa, que constituye el caso más habitual de resistencia, se está convirtiendo inmune a la vancomicina (con el nombre de SARV).


Un reciente estudio de la Universidad de McMaster, en Ontario (Canadá), ha descubierto que el cannabis incorpora una "capacidad antibacteriana contra el SARM y contra sus células de fase estacionaria resistentes a los antibióticos", especialmente en combinación con la polimixina B, un grupo de antibióticos descubierto también hace más de 70 años. Utilizarla resulta eficaz contra las bacterias grampositivas —aquellas que cuentan con una pared exterior seguida de una membrana— y contra las gram negativas, de membrana permeable.


¿Cómo lo hace? Impidiendo que estos organismos formen 'biopelículas' —una estructura organizada de microorganismos en forma de tapiz—, así como destruyendo las ya construidas. Y es capaz de destruir las membranas, incluido las impermeables, de las bacterias.

Las sustancias antibacterianas que contiene son de una potencia superior a las utilizadas de forma habitual y pueden usarse para combatir la SARM

Según los investigadores, la defensa natural que constituyen las sustancias cannabinoides en plantas como la marihuana, que lo contiene, puede ser empleada en la industria del medicamento, "con propiedades farmacológicas favorables en humanos", a las que definen como "una ventaja tractiva para los nuevos antibióticos".

Y este no es el único uso médico conocido del cannabis: fumado, es recetado, en determinadas ocasiones, para combatir el dolor el dolor y, hace casi dos siglos, su resina se untaba directamente sobre la piel para curar heridas cutáneas.


Fuente: https://www.elconfidencial.com/tecnologia/ciencia/2020-01-27/cannabis-solucion-bacterias-resistentes-antibioticos-sarm-sars-sarv-salud-enfermedades-medicamentos-farmacia_2429119/

39 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
0