La NFL acepta por fin que los jugadores usen marihuana medicinal


nfl cbdmex.com

El fútbol americano es uno de los deportes más duros que existen, debido al desgaste que producen los golpes y el contacto físico. Un estudio reciente ha revelado el vínculo de esta práctica deportiva con las lesiones cerebrales: de 111 cerebros examinados de jugadores fallecidos de la NFL se encontraron evidencias de encefalopatía traumática crónica en 110 de ellos. Esta enfermedad degenerativa es el precio que han tenido que pagar con los años los que un día fueron estrellas de este deporte bajo innumerables golpes en la cabeza.

Pero no solo en la cabeza. Basta con ver los números: solo en 2013-2014 los jugadores de la NFL sufrieron un total de 1300 lesiones en el campo, según un estudio realizado por SimpleTherapy. Y ninguna parte del cuerpo es segura: el 22 % de las lesiones ocurren en las rodillas, el 15 % en los tobillos, el 12 % en la parte superior de las piernas y el 9 % en los hombros. Las consecuencias de una lesión duran mucho más allá del día del partido. De hecho, muchos jugadores lidian con dolores constantes a lo largo de toda la temporada y, como resultado, recurren a peligrosos métodos de automedicación.

nfl cbdmex.com

Se ha acusado a la NFL de no cuidar el bienestar de sus jugadores a largo plazo y de ocultar los efectos nocivos que tienen ciertas lesiones y envites. Quizás esto ha ayudado a que haya querido dar un paso adelante hacia el reconocimiento del cannabis medicinal como opción legítima para el control del dolor. La NBA, por ejemplo, aún no ha movido ficha y mantiene su posición prohibitiva y punitiva para aquellos jugadores que hagan uso de la marihuana. Esta situación, en un país donde en parte del territorio el uso de cannabis es legal, resulta injusta para muchos de los atletas.

Esto quiere decir que aunque juegues en California, Colorado u Oregón, estados donde el consumo de marihuana está despenalizado, la liga te podía imponer multas o inhabilitarte durante meses si encuentra restos de THC en un análisis rutinario (algo que con el alcohol no sucede, por ejemplo). Uno de los casos más mediáticos fue cuando en 2015 castigaron al jugador de la NFL Josh Gordon con un año fuera del terreno de juego por una prueba positiva de cannabis. En su lugar, el jugador Ray Rice fue penalizado con dos partidos de suspensión por una condena de violencia doméstica contra su pareja. Este desproporcionado caso puso a la opinión pública en contra de la NFL, que terminó por reducir la pena de Gordon y alargar la de Rice ante la presión de los seguidores.

Pero este avance no solo tiene que ver con una sed de justicia y de normalización del consumo de cannabis, que en tantas regiones de Estados Unidos se está logrando por la vía legal y social, sino con las bondades medicinales que la marihuana puede ofrecer a sus jugadores. Esto es muy importante en un deporte donde las dolencias pueden ser crónicas y donde existe una adicción a tratamientos de opioides y píldoras para controlar el dolor, bastante más perjudiciales a largo plazo.

Hacía unos tratamientos menos nocivos

nfl cbdmex.com